"La ciencia es una empresa cooperativa que se transmite de generación en generación. Es una antorcha que se pasa de profesores a alumnos y viceversa. Una comunidad de mentes capaces de regresar hasta la antigüedad y viajar más allá de las estrellas. ¡Nuestro viaje solo acaba de empezar!". (Neil deGrasse Tyson)


"El trabajo en equipo convierte los sueños en realidades". (Scott Kelly)

sábado, 3 de febrero de 2018

¡¡¡Arriba el telón!!!

Cuaderno de Bitácora

Fecha: 3 de febrero del 2018

Hora: 19:30 Zulu

El stand está montado, eso significa que estamos llegando a la última parte de este cuaderno y, con ello, de este viaje. Nos embarcamos en septiembre en una aventura en la que no sabíamos a dónde nos iba a llevar ni los peligros que correríamos. Hoy, a falta de menos de un día para desembarcar, echamos la vista atrás para recordar los buenos momentos que hemos vivido. 


El objetivo de este viaje era superar la tres partes del desafío y salir sanos y salvos. Podemos decir que hemos salido sanos, salvos, más unidos y conscientes del gran problema que entraña el agua. 


Por lo que a mi respecta, este viaje ha supuesto superación. Superación en el sentido de ser capaz de montar y programar un robot desde cero y de mejorar mi forma de hablar en público. Si no fuera por el resto de tripulantes de este barco nada de eso hubiera sido posible. Cada uno de nosotros ha aportado su granito de arena y gracias a eso hemos conseguido sacar el máximo partido a este equipo.

El equipo FLL 17/18 deja su huella en la mesa del Legoratorio. ¡Juntos, somos uno!

El equipo está listo para el desembarco, les acompañan: sus robots (como véis en el vídeo más abajo), aFLOOD y la música, los conocimientos adquiridos (Arduino, Tinkercad, etc.), un póster muy chulo, toda la gente que les apoya y da ánimos y la locura que hará del día 4 de febrero un día inolvidable. 


Ya estamos listos para retirarnos a nuestros camarotes a descansar para el día que nos espera mañana, pues más que nunca... ¡Juntos, somos uno!

Hasta pronto, grumetillos, nos vemos en tierra firme. 

Marina Nicolao