"La ciencia es una empresa cooperativa que se transmite de generación en generación. Es una antorcha que se pasa de profesores a alumnos y viceversa. Una comunidad de mentes capaces de regresar hasta la antigüedad y viajar más allá de las estrellas. ¡Nuestro viaje solo acaba de empezar!". (Neil deGrasse Tyson)


"El trabajo en equipo convierte los sueños en realidades". (Scott Kelly)

sábado, 28 de enero de 2017

La Tortuga


La tortuga es un animal que no necesita permanecer en un mismo lugar, pues lleva su casa consigo, lo que le permite no sentir apego hacia el lugar donde vive. Ello le permite encontrar nuevas oportunidades allá por donde va. Cada desafío es diferente por lo que, al igual que la tortuga, un mentor encuentra oportunidades de crecer, mejorar en cada reto. Además, todo lo que ha aprendido en años anteriores lo lleva consigo, como si tuviera su “casa de los conocimientos” siempre consigo.

El caparazón de la tortuga le aporta la seguridad de saberse defender sin violencia (¡cortesía profesional!, no podía faltar) y la confianza en sí misma. La experiencia a los mentores nos dice que, por mucho que haya otros equipos más feroces en el juego de robot, nosotros sabemos que somos buenos y que nos defendemos con los proyectos científicos, técnicos, valores…  Además, cuando la tortuga se esconde es su caparazón, expresa una actitud fundamental, la meditación. Detrás de cada buena idea para un proyecto, es necesario un tiempo de reflexión.

La tortuga también representa la capacidad de tener la paciencia necesaria en la vida así como conocer nuestros propios límites. Durante el proceso de investigación un mentor tiene que ser paciente y no querer los resultados al momento, debe de dejar que los integrantes del equipo piensen y lleguen a sus propias conclusiones.

Como es un animal que vive muchos años, su simbolismo está asociado al significado de la duración y la permanencia. Los mentores llevamos 6 desafíos participando en la FLL, y esperemos que nuestra permanencia se renueve por muchos años más…

P.D.: las tortugas son omnívoras, comen de todo. Lo mismo nos ocurre a nosotros cuando vemos la merienda de los viernes. 

Naiara Goñi