"La ciencia es una empresa cooperativa que se transmite de generación en generación. Es una antorcha que se pasa de profesores a alumnos y viceversa. Una comunidad de mentes capaces de regresar hasta la antigüedad y viajar más allá de las estrellas. ¡Nuestro viaje solo acaba de empezar!". (Neil deGrasse Tyson)


"El trabajo en equipo convierte los sueños en realidades". (Scott Kelly)

miércoles, 8 de agosto de 2018

Libros que nos inspiran (III): Remando como un solo hombre

USS Curiosity - Fecha Estelar 2018.0802

Edición original: The Boys in the Boat.
Edición nacional/España: Remando como un solo hombre (coedición).
Texto: Daniel James Brown.
Traducción: Guillem Usandizaga.
Formato: Rústica (240 x 160), 460 págs. Blanco y negro.
Precio: 18,95 €.

Ahora que ya conocemos el desafío Into Orbit es un buen momento para hablar del último libro que ha caído en manos del algún miembro del equipo y que es muy recomendable para este desafío FLL (en este caso lo es para todos los desafíos y otros juegos/concursos en equipo).Vamos a hablar de Remando como un solo hombre, la historia del equipo de remo de la universidad de Washington que ganó la medalla de oro en las olimpiadas de Berlín 1936.


Este es un fascinante libro para conocer la historia previa al evento tanto en Estados Unidos como en Alemania: el crack del 29 y sus consecuencias, la inicial recuperación económica, el ascenso de Hitler en Alemania, etc.

Pero, sobre todo, es un libro muy recomendable para entender lo que es un verdadero equipo. Como bien se explica en sus páginas, los grandes equipos deben tener hombres y mujeres con un talento o fuerza excepcinales, pero no debe haber estrellas (algo parecido a lo que oímos en la charla de Margaret Heffernanen la I Gala de la Ciencia de Navarra). Lo importante es el trabajo en equipo: fluir perfectamente juntos, en una sinfonía única, completa y unificada donde no importa ni la persona ni el individuo.

Los grandes equipos son mezclas cuidadosamente equilibradas de capacidades físicas y de tipos de personalidad. Nadie es mejor o más valioso que el otro y, sin embargo, cada uno debe ajustarse a las necesidades y capacidades de los demás. Cada miembro del equipo tiene que estar dispuesto a ceder algo que quizá le mejoraría a él o ella en beneficio del conjunto.

Solo de esta manera, las capacidades que trae consigo la diversidad pueden convertirse en ventajas en lugar de desventajas. Y ahí reside la fuerza del equipo, en sacar provecho de la diversidad. Los buenos equipos son buenas mezclas de personalidades: alguien que encabece el ataque y alguien que se guarde un as en la manga; alguien que presente batalla y alguien que haga las paces; alguien que piense bien las cosas y alguien que se tire adelante sin pensar, etc. De alguna manera, todo esto tiene que cuadrar y cada miembro del equipo debe entender cuál es su sitio en él, aceptarlo y aceptar a os demás tal cual son. 

Y si todo coincide con precisión, se trata de una experiencia única. La intensa vinculación afectiva y la sensación de euforia que resulta de ella son mucho mejores que los trofeos u honores.

Y es lo que perdura con el paso del tiempo, algo que el equipo Luis Amigó Curiosity puede decir que ha conseguido en algunas ocasiones. Esperamos poder realizarlo de nuevo en esta próxima temporada, que promete ser muy estimulante y entretenida. ¡Juntos, somos uno!

Luis Amigó Curiosity